5 consejos para escribir un buen post 1

5 consejos para escribir un buen post

Parece fácil, pero no todo vale para Google. Escribir un buen post, optimizado y que resulte interesante para nuestro público (y también para nuestra estrategia de Marketing) tiene unos ingredientes básicos que no te puedes saltar. Y de cuanto mayor calidad sean, mejor.

Por ello vamos a darte unos cuantos consejos que te ayudarán a gustarle a Google y, sobre todo, a llevar tráfico (visitas) a tu web.

Consejos que debes tener en cuenta a la hora de escribir un buen post:

  1. Título: El título debe ser corto y resumir el contenido de tu post. En otras palabras, es el escaparate de tu publicación y un dato muy importante para su posicionamiento en Google, puesto que será lo primero que lea. Incluye en él las keywords que vas a trabajar en tu publicación (se explica a continuación) cuidando, a su vez, el orden. Es decir, la primera palabra del título vale más que la última. También deberá resultar atractivo, o de otra forma tu público no lo leerá. Sí, es complicado, pero una vez que lo tengas el resto saldrá solo.
  2. Palabras claves o keywords. Son aquellos términos que deberás trabajar para posicionar tu blog en Google. Previo estudio de estas palabras claves, deberás planificar tus publicaciones para poder «atacar» a cada una de ellas (mejor por separado; es decir, una keyword, un post). Para ello, deberás cuidar la densidad, o lo que es lo mismo, el número de veces que mencionarás dicha keyword en relación con el resto de palabras de tu post. Es importante que no te excedas, porque a Google no le gustará, es mejor que las emplees de forma natural. La densidad recomendada gira en torno al 5%, lo que equivale a cinco menciones por cada 100 palabras. Mi recomendación es que utilices tu keyword entre dos y tres veces por párrafo (dependiendo de su extensión).
  3. Etiquetas o encabezamientos (H1, H2, H3… ). Va desde el título principal (H1), pasando por el subtítulo (H2) y otros encabezamientos que quieras emplear en tu publicación. Produce jerarquía, un dato que orienta a Google sobre lo que resulta más importante para tu post, y por ello debes emplear en tus etiquetas las palabras claves que estés trabajando. Como te decía en el punto número uno, la primera etiqueta (título) es la más relevante para el SEO, y a continuación irá el título 2, el título 3…
  4. Extensión. La extensión ideal para Google debe ser superior a 800 palabras.  A nuestro buscador favorito le gusta los artículos extensos, pero los lectores los prefieren cortos. Además, deberás tener en cuenta que un post muy elaborado requiere tiempo, y no es precisamente lo que nos sobra. Este, por ejemplo, tiene 752 palabras. Asimismo, deberás tener en cuenta que las frases que emplees deben ser cortas (unas 20 palabras) y organizadas en párrafos, que tampoco deberán ser demasiado largos. Emplea conectores entre cada una de las frases para facilitar su lectura, como «sin embargo», «además», «por otra parte», etc. No solo hará más fluida su lectura, sino que enriquecerá el contenido.
  5. Imágenes. Son las grandes olvidadas, sobre todo en cuanto a SEO se refiere. Las imágenes también son tenidas en cuenta por Google, puesto que llevan un título, texto alternativo, descripción y leyenda. No caigas en el error de guardarlas con la numeración que te asigna la cámara, sino que deberás nombrarlas teniendo (de nuevo) en cuenta las palabras claves de tu post. Al igual que ocurre con el título, la primera palabra es la que guarda más valor, por lo que si, por ejemplo, tienes una floristería ubicada en Málaga, deberás comenzar llamando a tu imagen «floristeria – malaga» (separadas por guiones) + keywords descriptivas de tu post («margaritas», por ejemplo, si trata sobre ellas). El formato será preferiblemente JPG, PNG o TIFF, y para que la imagen cargue rápidamente, deberás reducir su peso, siempre y cuando no pierda calidad.

Esto es solo un aperitivo, porque existen otros muchos aspectos que debes tener en cuenta, como los vínculos, la meta descripción, las negritas, las numeraciones… Pero lo más importante es que lo que escribas resulte interesante, porque de no ser así, ¿qué sentido tiene? Piensa en contenido práctico, que pueda resolver las dudas de tus usuarios, como consejos para conservar las plantas en el interior de tu casa (si seguimos con el ejemplo anterior) o una receta fácil y rica con ese producto que vendes.

¿Te ha servido esta información? Pregúntanos lo que quieras en un comentario (aquí abajo). ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Por Ana Gutiérrez, periodista y Community Manager.

Pida presupuesto sin compromiso 5 consejos para escribir un buen post 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *