Redes sociales: ventajas para tu empresa

Pon un Community Manager en tu empresa

10 razones por las que debes confiar tus redes sociales a un profesional

La figura del Community Manager (CM) o del gestor de redes sociales ha irrumpido de repente en nuestras vidas (o empresas) desde hace unos años. Una veces alabado y otras odiado por muchos, el papel de este profesional va más allá de publicar una imagen en Facebook o Twitter; es el eslabón entre la empresa y su público, el encargado de crear, mantener y hacer crecer una comunidad de usuarios afín a la marca y, por tanto, el responsable de la imagen 2.0 de tu negocio. ¿Dejarías esta labor en manos de cualquiera?

Si antes usábamos el correo postal para comunicarnos, más tarde llegó el teléfono, el fax e Internet, en 2.002 lo hizo LinkedIn, un año más tarde Facebook y, seguidamente, Youtube (2.005) y Twitter (2.006), entre otras redes sociales.

Los tiempos cambian y las plataformas de comunicación también; por tanto, no veas a las redes sociales como un enemigo, sino como un vehículo para comunicar, crear y compartir con tu público información de interés relacionada con tu empresa.

Son muchas las VENTAJAS que las redes sociales ofrecen a tu PYME con respecto a otros medios de comunicación. Por ejemplo:

1. Son una buena vía de comunicación entre empresas y clientes. ¿Acaso no estás informado de todo lo que tus amigos publican en Facebook? Con una empresa puede ocurrir lo mismo. Solo preocúpate de que esa información sea del interés de tus fans.

2. Son un vehículo para llegar a diferentes públicos. En función de a quién te quieras dirigir, deberás elegir entre una red social u otra. Para ello, deberás conocer el potencial de cada una y configurar una estrategia Social Media acorde con los objetivos de tu empresa.

3. Respuesta inmediata y complementaria a los medios tradicionales. Es la principal ventaja (y, en algunos casos, inconveniente) de las redes sociales. Todo lo que hagas tendrá repercusión en ese mismo instante y no otro, como sí ocurre en el resto de medios tradicionales. En respuesta a ello, muchos canales de televisión incorporan ya un hashtag en sus programas que permite a los usuarios comentar en directo aquello que están viendo y/o incorporan contenido adicional en su página web (ver como ejemplo MasterChef, donde es posible consultar las recetas de los platos elaborados por los concursantes, así como asistir a clases de cocina en formato vídeo, etcétera).

4. Distribución rápida y simple de la información. Si la duración de un post en Facebook es de máximo cuatro horas, un tuit no tarda más que unos segundos en desaparecer del timeline de un usuario (esto va a depender del número de cuentas a las que siga). Al mismo tiempo, la información es redes sociales tiende hacia la simplicidad y el posible impacto que pueda causar en el lector. También en Social Media menos es más, recuérdalo.

5. Facebook, Twitter y Youtube amplía los canales para atraer personas. En redes sociales no solo te diriges a tu público, sino a todos aquellos clientes potenciales que puedes conocer. ¿Cómo? Mediante promociones, concursos, colaboraciones con influencers, publicidad, etc. Las posibilidades son infinitas, pero (¡ojo!) antes deberás tener claro el público objetivo de tu marca.

6. Permiten hacer más con menos inversión. Mientras que una campaña de publicidad tradicional puede ser inaccesible para una pequeña marca, en redes sociales es posible tener una presencia optimizada sin necesidad de una gran inversión económica. La clave está en segmentar. ¿Tienes claro quién eres, a quién te diriges y cuáles son tus objetivos? Solo entonces podrás definir correctamente tu acción e invertir en aquello que te puede reportar resultados.

7. MEDICIÓN. Es la gran ventaja del Social Media. Todo lo que hagas en la red debe ser perfectamente medible; de hecho, es una necesidad. En función de los datos, podrás modificar tu estrategia cuantas veces haga falta para, de esta forma, acertar. A diferencia de otras plataformas, como puede ser la emisión de una cuña de radio o un anuncio en televisión, en redes sociales puedes obtener de forma fácil, rápida y eficaz información detallada sobre el rendimiento de, por ejemplo, una campaña en Facebook o Youtube.

Redes sociales: ventajas para tu empresa

Gráfico de Edgar Zúñiga | Fuente: Pinterest

No obstante, el uso inadecuado de las redes sociales puede conllevar a:

8. Pérdida de credibilidad por el mal uso de las redes. La imagen 2.0 de tu empresa dependerá de su presencia en la red. Por tanto, una mala gestión de la plataforma puede derivar en una pérdida de credibilidad a ojos de los internautas, que son quienes consumen tu producto o servicio. Y esto no solo puede deberse a una publicación errónea en redes sociales, sino al tono de la comunicación, errores ortográficos, mala gestión de un troll o críticas de un cliente insatisfecho, etc.

9. Desviar la dirección de los objetivos. Es un error muy frecuente en Social Media si no se ha elaborado una estrategia previa en redes sociales. La presencia de una marca en Internet no es baladí, sino que debe seguir una hoja de ruta encaminada a la consecución de uno o más objetivos. Solo si sabes hacia dónde te quieres dirigir podrás comenzar a caminar, al menos si no quieres perder el tiempo… y, en consecuencia, dinero. Los objetivos pueden ser: crear comunidad, branding o dar a conocer un producto o servicio concreto (promoción).

10. Imagen de la empresa en función del lenguaje y el conocimiento de la red. Y esto va a depender exclusivamente del Community Manager o persona que gestione las redes sociales de tu empresa. Asegúrate de que disponga de la formación y las aptitudes necesarias para tomar el mando de tu marca en Internet. Entre las cualidades del CM destaca: capacidad de comunicar, dominio del lenguaje y de las plataformas, creatividad, asertividad y templanza.

Aquí tienes 10 razones por las que el papel que desempeña el Community Manager es crucial para el desarrollo de una marca en Internet. Después de leerlas, reformúlate esta pregunta y responde: ¿Dejarías las redes sociales de tu empresa en manos de cualquiera?

Por Ana Gutiérrez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *